FOROChatRegistrarseConectarseBuscarÍndice
Entrad y haceros amigos en nuestro FACEBOOK
Ya somos 6781 amigos, hay 113157 mensajes y 13150 hilos en el foro

Últimos temas
» Mi Vid, no florece
por ejgcamargoliere Hoy a las 4:41 am

» No se que especie es
por denon Hoy a las 12:18 am

» ¿Sabeis algo de esta pagina?
por denon Hoy a las 12:17 am

» Entrialgo, un san juanín (Ligustrum vulgare)
por pablonaturalmente Ayer a las 12:27 pm

» Empezando desde semillas
por jaby Ayer a las 10:40 am

» QUE ESPECIE ES?
por jaby Jue Oct 19, 2017 5:17 pm

» Presentación
por jaby Jue Oct 19, 2017 5:15 pm

» Saludos
por DECASABONSAI Miér Oct 18, 2017 6:01 pm

» Ramita de higuera (ACTUALIZACIÓN)
por denon Miér Oct 18, 2017 12:03 am

» Esquejes de olivo [ACTUALIZACIÓN]
por Cristian22297 Mar Oct 17, 2017 11:34 am

» Zelkova problema con hojas, posible plaga
por jaby Lun Oct 16, 2017 8:17 pm

» Mis bonsais se secan, ayuda.
por Antognin Lun Oct 16, 2017 2:33 am

» Bonsái desconocido
por Antognin Lun Oct 16, 2017 2:28 am

» Locos por los Bonsais
por LocosporlosBonsais Sáb Oct 14, 2017 6:55 pm

» Problemas plantón sequoia
por leibniz81 Sáb Oct 14, 2017 4:35 pm

» Help, Pino negro con hongos en raiz?
por yamadory Vie Oct 13, 2017 11:10 pm

» venus de trueno con demaciados moscos
por Admin Jue Oct 12, 2017 7:18 pm

» Semillas variadas, como tener éxito
por jaby Miér Oct 11, 2017 8:39 am

» nuevo en el foro
por jaby Mar Oct 10, 2017 6:59 pm

» Comprar prebonsai de Pino Zona Centro??
por tomasone Lun Oct 09, 2017 12:17 pm

» dudas azalea
por crong Lun Oct 09, 2017 10:14 am

» Ayuda, recomendaciones.
por Edelmiro Dom Oct 08, 2017 6:20 pm

» Presentación
por DrWho Vie Oct 06, 2017 12:20 pm

» Dándolo todo...
por pablonaturalmente Jue Oct 05, 2017 10:39 am

» Mi bosque
por nando76 Miér Oct 04, 2017 7:41 pm

» Certificado fitosanitario
por patri2887 Miér Oct 04, 2017 8:51 am

» Ayuda bonsai malus sp
por Felix_ubis Mar Oct 03, 2017 9:33 pm

» Dudas bonsai malus sp
por Victor28 Mar Oct 03, 2017 11:50 am

Palabras claves
olivos engrosar sabina pino negro arce transplante yamadori olmo bosque ullastre encina chinesis junipero ficus sustratos
Webs amigas
David Cortizas

bonsai4me.com

Bonsaipepe.com

David Ruiz Bonsai

O.K.E-Bonsai by Chicco

SUBIR IMAGENES

Comparte | 
 

 MITOS-Abonado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ramon 3
Usuario activo
Usuario activo
avatar

Cantidad de envíos : 1039
Fecha de inscripción : 14/03/2013
Localización : Almeria

MensajeTema: MITOS-Abonado   Lun Feb 16, 2015 6:40 pm

EL ABONO:
Cita:
El abonado del bonsai
Abonando Bonsáis
Por Brent Walston
www.evergreengardenworks.com


Introducción:

La necesidad y la acción del abono sobre un bonsái no es distinta a la que se produce sobre cualquier otra planta ya crezca en una maceta o se cultive en el suelo. Los procesos biológicos y químicos en los bonsáis son idénticos a los que se producen en sus parientes. Los efectos de crecimiento que vemos en un bonsái se deben a la temperatura, la luz, las sales, el sustrato, la poda, el riego, y el espacio para las raíces. Y todo esto tiene su analogía en la naturaleza. En este artículo trataré de explicar el papel del abono en el crecimiento de una planta en maceta y trataré de disipar algunos mitos comunes.

El Papel de Abono en el Crecimiento de una Planta

Al abono se le llama normalmente "el alimento" de las plantas. Sin embargo este es un concepto un tanto pobre ya que el verdadero alimento para plantas es el dióxido de carbono y el agua. Estos dos materiales en bruto y mediante la adición de luz solar, son convertidos a azúcares e hidratos de carbono los cuales conforman la alimentación real de la planta. El abono es mucho más análogo a las vitaminas. El nitrógeno, el fósforo, el potasio, y los microelementos contenidos en el abono son necesarios en los vegetales para la división celular y los procesos enzimáticos que permiten proceder de forma natural a la fotosíntesis y al crecimiento. La cantidad de estos elementos que una planta invierte en su crecimiento realmente es muy pequeña, y componen un mínimo porcentaje del peso de su tejido seco.
El nitrógeno (N) es en parte responsable del color verde en color de las hojas y la elongación y cantidad de nuevo crecimiento. Esto afecta el tamaño de hoja y la longitud de los entrenudos, además es necesario para la división de las células y la fabricación de proteínas.
El fósforo (P) es necesario para la división celular y es un elemento necesario en el ADN, el ARN y sustancias grasas. Esto hace que las hojas de la planta sean verdes oscuras. Está asociado al crecimiento de la raíz y al florecimiento de la planta.
El potasio (K) activa algunas enzimas de las células y se asocia a la actividad de las células sanas. Una deficiencia del mismo puede conducir a una clorosis de los bordes de la hoja.

Cómo Adquieren El Abono Las Plantas

Las plantas en la naturaleza toman el abono en pequeñas cantidades que obtienen del suelo y del agua. El Fósforo y el Potasio al ser elementos minerales también son liberados por algunos tipos de roca. El nitrógeno sin embargo es un gas en el aire que puede ser 'fijado' o convertido en una forma soluble por la acción de algunos microorganismos, también puede ser fijado por la acción de la electricidad o el lavado de la tierra disuelta en el agua de lluvia.

El principal método de absorción de abono por parte de las plantas es por medio de las raíces. El agua en el suelo crea una disolución que contiene los citados elementos (NPK) además de los otros elementos necesarios. Las raíces absorben esta solución por ósmosis, atrayendo la solución de suelo que tiene una menor concentración a través de su membrana y la pasa hacia el interior de planta que contiene una la solución más concentrada en sus células. Mediante este proceso la planta puede bombear esta disolución a grandes distancias. Por ejemplo en el caso de Sequoyas, el agua es bombeada a 300 pies de alto.

Las plantas también pueden tomar en el abono por las hojas, sin embargo este es un método sobrevalorado de abonado ya que como se ha dicho el proceso principal de la absorción es por las raíces. Aun así es cierto que el abonado foliar puede beneficioso para un número limitado de carencias nutritivas como la de calcio.

Cuando abonamos las plantas lo que hacemos es proveerlas de una disolución artificial de sales en el suelo. Fabricamos esta solución con las sales del abono disueltas en el agua o extendiendo abono sólido sobre el sustrato. En cualquier caso las sustancias nutritivas terminan siendo absorbidas por las raíces.

¿Por qué tenemos que abonar nuestros árboles si la naturaleza no hace? La respuesta a esto está en los suelos que usamos para el cultivo en maceta, que son en la práctica unos sustratos poco naturales. Los árboles plantados en la tierra pueden tolerar suelos que son de granulometría muchísimo más fina (mas pesados) que aquellos que tenemos en maceta. Esto es así porque la mecánica de drenaje y aireación es diferente para las macetas y para la tierra natural. Suelos pesados son mucho mejores para conservar el abono, así por tanto son necesarias cantidades de abono mucho mas pequeñas para la subsistencia del árbol puesto que al ser mayor la retención que el sustrato hace del abono al árbol le será mas sencillo encontrarlo para su subsistencia. Las plantas cultivadas en macetas requieren por el contrario que el sustrato sea muchísimo más poroso que aquel encontrado en la naturaleza sobre todo para asegurar el drenaje apropiado y la correcta aireación. Estos suelos 'ligeros y porosos' son por el contrario deficientes para conservar sustancias nutritivas. Además hay que tener en cuenta también el factor restrictivo del volumen de suelo en una maceta, ya que al haber menor cantidad de sustrato también hay menor cantidad de abono acumulado y por tanto se consume antes y el árbol tiene menos oportunidad de encontrar el alimento en el sustrato circundante.

En este ambiente totalmente artificial de cultivo en maceta es necesario por tanto proporcionar una adición regular de abono a la mezcla del suelo para mantener la salud y el crecimiento de la planta.

¿Cuánto deberíamos Abonar?

Los abonos están cuidadosamente diseñados para proporcionar un nivel óptimo de sales en el suelo cuando se usa según las indicaciones. Deje por tanto que sean las directivas del fabricante las que le guíen en el abonado. No use mayor o menor cantidad que la recomendada, además usted verá que muchos abonos, sobre todo las formas solubles, catalogarán las concentraciones dependiendo del período de crecimiento o la estación. Con mucha frecuencia usted deseará abonar con una frecuencia mayor a la indicada, desde mi experiencia, yo no veo ninguna ventaja a la alimentación con una frecuencia mayor a una vez cada dos semanas. Esto es una práctica estándar para abonos químicos solubles.

Abonar más a menudo que esto, requerirá más solución diluida y gastará más material y seguramente acabará regando con los sobrantes incurriendo en un exceso peligroso para su planta. Por no comentar que eso es también más trabajo para preparar las soluciones más con frecuencia. Aunque yo no tenga ninguna prueba fehaciente, he podido comprobar que los abonos suelen ser más eficaces cuando son aplicados en cantidades más altas y en intervalos menos frecuentes. Cada dos semanas parece ser un período muy bueno, es fácil observar como el color verde comienza a decolorarse ligeramente aproximadamente a la tercera semana. El color verde oscuro vibrante del follaje es la clave para la determinación de la cantidad correcta de nutrición.

Análisis de Etiqueta

Todos los Abonos fabricados para el empleo en la UE contendrán un análisis de su composicion en la etiqueta. Tres números grandes por lo general serán prominentes sobre el frente del paquete. Esto es el análisis NPK. Es habitual encontrarlos en el formato 15-15-15, 20-20-20, 8-6-9, etc... Estos números son el porcentaje en peso de N-P-K, (nitrógeno, fósforo, y potasio) contenido en el abono. Es en realidad un poco más complicado que esto, pero esto bastará para nuestros objetivos.

¿Es entonces , un abono 20-20-20 dos veces mejor que uno 10-10-10? No, el modo de empleo y la dosis recomendada tiene en cuenta las diferencias de los porcentajes de peso seco. En otras palabras usted usará la mitad de abono 20-20-20 por litro de solución que de abono 10-10-10. Usted puede usar este hecho para hacer una comparación de precio y sacar así el máximo partido y rendimiento económico de su abono. Cuando todos los números de la composición son iguales (5-5-5, 8-8-8, 17-17-17) se le llama "abono equilibrado" y para la mayor parte de objetivos, incluyendo el bonsái, este tipo de abono garantiza la salud del árbol y su crecimiento. Los Abonos con números desiguales tal 10-52-10 (en este caso alta concentración de fósforo) son abonos especiales. Éste en particular al tener una mayor concentración de fósforo que de Nitrógeno sería un abono adecuado para nuevos trasplantes y para la producción de flor.

Al dorso del paquete normalmente habrá un análisis completo de todo el conjunto, y seguramente incluirá los microelementos. También es usual que revele la fuente y la forma de los elementos. El nitrógeno será catalogado por formas de 'amoniacal' y/o 'nítrico'. En climas calurosos hay poca diferencia en cual sea la forma predominante del nitrógeno en el abono. Las formas nítricas del abono son utilizadas un poco más rápidamente por la planta, pero la diferencia es sólo una cuestión de de días. Sin embargo en climas o temporadas frías, es preferible utilizar formas nítricas ya que serán absorbidos y utilizadas más fácilmente que las amoniacales.

Cuándo Abonar

Este punto normalmente es sujeto de bastante controversia. La creencia convencional dice que se debe abonar cuando las plantas están en crecimiento activo. Este periodo va generalmente desde la apertura de los brotes en primavera hasta avanzado el verano. La discusión está en que la alimentación durante la caída de las hojas y a principios del invierno con abonos altos en nitrógeno forzará una brotación temprana que morirá por culpa de las heladas. Aunque parece que esto es un mito.

Las plantas comienzan a generar brotes de mediados a finales del verano, y el nitrógeno abastece de combustible al nuevo crecimiento que ha empezado a desarrollarse, pero no juega ningún papel en la iniciación de la apertura de los brotes, ya que este hecho está relacionado únicamente con la duración de los días. El árbol adquiere robustez (acumula azucares) durante las bajadas de temperatura y esta robustez en realidad puede ser mejorada abonando de forma regular con abonos que tengan niveles equilibrados de nitrógeno. Por este motivo no hay ninguna razón para no seguir con un abono equilibrado durante la caída de la hoja y a principios del invierno. Mientras la temperatura de suelo esté aproximadamente por encima de 12º o 13º el árbol seguirá absorbiendo, y almacenando nitrógeno, fósforo y potasio y mientras tenga hojas además lo procesará y lo convertirá en azúcares. Este almacenaje de abono por la planta juega un papel muy importante en el abastecimiento de combustible del nuevo crecimiento a principios de la primavera cuando las temperaturas de suelo aun son frías y el nitrógeno difícil de absorber.

La creencia convencional también dice que el abonado con altos niveles de fósforo en la caída de la hoja preparará la planta para el invierno por aumentando su de robustez. Sin embargo no he encontrado ni me han enseñado ninguna evidencia creíble para apoyar esta teoría.
Yo concretamente comienzo con un abonado equilibrado en primavera después de que las nuevas hojas comienzan a endurecerse y lo continúo también equilibrado en la caída y a principios del invierno.

Elementos Minerales.

Los sustratos para bonsái son por lo general suelos bastante inertes y normalmente no tienen un sustrato "nativo". En estas condiciones, las plantas a veces no pueden conseguir muchos de los microelementos que necesitan. Estos son, calcio, magnesio, azufre, hierro, zinc, cobre, manganeso, molibdeno, cobalto, y níquel. Por esta razón, lo mejor es usar un abono que contenga además de (NPK) trazas de estos microelementos. Cualquier buen abono químico soluble los llevará, esto se indicará en el análisis que va sobre la etiqueta. Y si esto no va indicado, entonces puede estar seguro que estos microelementos no están presentes ya que cualquier fabricante que los incluya se preocupara de promocionarlo. En este caso, la adición de algunas formas de abono orgánico puede ayudar a suministrar estos minerales, sobre todo si son subproductos animales o marítimos. La utilización de una pequeña cantidad de suelo limpio nativo (sin mucho material orgánico) también por lo general puede satisfacer esta demanda. Digo "sin el material orgánico" porque es la parte de la "arena" de roca la que contiene estos elementos que son minerales. Muchos de estos elementos estarán también presentes en el agua del grifo ordinaria. Por ejemplo, los tubos de cobre (donde aun existan) por lo general añadirán bastante cobre al agua, aunque sin un análisis químico de su agua de poco nos servirá saber que el agua contiene "algunos" de estos elementos.

No se sabe con precisión que cantidad de estos elementos minerales son necesarios para el crecimiento de planta ya que además la cantidad varía con la especie. En general las cantidades son pequeñas, medidas en partes por millón. Las cantidades son de hecho tan pequeñas, que la carencia de un mineral específico es rara, pero esto a veces ocurre en mezclas de sustrato muy inapropiadas. La toma de cualquiera de las precauciones de arriba en general prevendrá de problemas en la mayor parte de los casos y especies, pero no en todos, hay que tener en cuenta que algunos de estos elementos son necesarios como catalizadores para reacciones de la planta y son continuamente reutilizados.

El análisis de la etiqueta también declarará la fuente de los elementos minerales. Aunque está bien conseguir un abono con elementos minerales de cualquier fuente, la mejor fuente son los elementos "quelatados". Esto es una formulación "orgánica" de los mismos y su ventaja es que esta forma está disponible para la absorción inmediata por la planta sin necesitar ninguna transformación intermedia. Además debido a esta fácil absorción las dosis pueden ser mucho menores cuando se trata de microelementos quelatados. Para poner un ejemplo, el Hierro añadido a un abono podría estar presentado como ' sulfato ferroso ' o ' Quelato de hierro ', o "Hierro EDTA" (es también una forma quelatada de este metal).

Quemaduras por Abono o Sal.

Los abonos están diseñados para funcionar en un amplio espectro de tamaños de maceta y composiciones de sustrato siempre que se use siguiendo las recomendaciones. No hay ningún peligro de 'quemar las raíces' siempre que se sigan las indicaciones, pudiendo utilizarlos desde para un plantón con sus primeras hojas verdaderas, a un esqueje arraigado, o a un árbol de cuatrocientos años. Cuando decimos que el abono 'quema' hablamos de un fenómeno químico que puede ser descrito como "ósmosis invertida (no inversa)". Los abonos no son en si mismos mas que sales en disolución y en estas disoluciones cada una de estas sales tiene ' un valor ' o concentración concretos y el líquido que hay dentro de las células de las raíces, así como en cualquier otro tejido vivo también está compuesto por esas mismas sales y solutos con una concentración de sales evidentemente distinta a la aportada al suelo mediante el agua de riego. La ósmosis es el fenómeno físico-químico que produce que el agua sea capaz de atravesar la membrana semi-permeable de una célula siempre que la disolución de agua que hay dentro de la célula tenga una concentración de sal más alta que la del agua que hay fuera (a favor de gradiente). Es decir, mientras la concentración de la disolución aportada al suelo mediante el riego sea inferior que la concentración de sal de la célula, la disolución del suelo con sus sales (el Abono y los minerales) serán transportados al interior de la célula y utilizados por la planta.

Si usted no sigue las indicaciones o accidentalmente prepara una solución que tiene una concentración más alta de sales que la concentración de la propia célula, el agua se pasará por osmosis de la célula al sustrato en vez de hacerlo al revés, y provocará la deshidratación y en casos importantes la muerte de las células de la raíz. Esto es una ósmosis "al revés" desde el punto de vista del funcionamiento normal para la planta. En casos extremos esto causará una deshidratación fatal y los síntomas que observará serán exactamente los mismos que se producirían si usted dejase de regar la planta, marchitamiento, color embotado azul-verdoso de las hojas, posterior amarilleamiento, o amarronamiento y muerte de la planta. En los casos más suaves de quemaduras por sal, sólo los márgenes de hojas se verán afectados. Por lo general se tornarán amarillos y posteriormente marrones.

Alcanzar una concentración capaz de hacer esto requiere preparar una mezcla muchas veces más fuerte que la recomendada para un abono soluble. Es más habitual ver este efecto cuando se añade demasiado abono sólido a la superficie de suelo o también en casos de que se use un agua extremadamente dura.

Otros Efectos del Sobre-Abonado

Hay más efectos del sobre-abonado, que no son 'quemaduras'. Estos son efectos sutiles e incluyen hojas demasiado grandes por exceso de nitrógeno, tallos débiles, entrenudos largos, resistencia baja a algunos patógenos fúngicos (hongos), baja la resistencia al daño de causado por algunos insectos, incluso especial atractivo a algunos insectos como perforadores, en general son efectos parecidos a los que se observan en plantas débiles.

Por el hecho de que la salud general de la planta se ve comprometida, podremos ver que el abonado fuerte está debilitando la planta en algunos casos y lo reforzándola en otros. También debe saber que el abonado deficitario tendrá igualmente efectos perjudiciales sobre su árbol. Las plantas suficientemente fertilizadas crecerán en de forma moderada, tendrán un atractivo color verde, y por lo general mostrarán salud excelente. El empujar las plantas a crecer más allá de estas tasas normales puede afectar desfavorablemente la salud de la planta.

De todos modos estas son unas reglas que solo usted puede evaluar, ya que indudablemente, hay veces, que es necesario empujar a las plantas a crecer con fuerza, como en la fase de entrenamiento para desarrollar un buen calibre de tronco y hay por el contrario ocasiones en las que queremos mantener el nitrógeno limitado, pero en equilibrio, como las fases en las que estamos reduciendo la hoja y refinando la ramificación.

Efectos de la Composición del Sustrato

La utilización de abonos solubles depende enormemente de la composición del sustrato. Los suelos altos en componentes orgánicos y arcillas tienden a "atar" las sustancias nutritivas y conservar las sales, requiriendo así niveles inferiores, o usos menos frecuentes del abonado. Por otra parte los sustratos de bonsái tienden a ser aun más ligeros que la mayor parte de los suelos utilizados para en cultivo en maceta, y por supuesto "mucho" más ligeros que el suelo nativo del árbol. Dado que las recomendaciones de los abonos están basadas en el suelo medio del cultivo en maceta, esto haría pensar que para equilibrar, es necesario concentraciones más altas, o abonados más frecuentes para cubrir las necesidades mínimas para el crecimiento sano de una planta.

El mito de abonar con la "mitad de la concentración recomendada " está presente en muchos libros de bonsái, al igual que lo está el mito de que ' las hojas se queman ' al regar bajo la luz brillante del sol. Lamentablemente, muchos autores de bonsái son expertos en "estilo" y legos en horticultura.

Abonado de Plantas Enfermas

Otro mito común bonsái es que las plantas enfermas o que se están recuperando de alguna enfermedad, o recién trasplantadas no deberían ser abonadas. La analogía que suele hacerse en este caso es la de no dar comida a un paciente o la de la no caer en la sobre-medicación con vitaminas. Personalmente creo que la analogía apropiada debería ser la de que abonar la mitad o no abonar en absoluto es como no tomar sus medicinas, vitaminas y nutrición cuando usted está enfermo.

La concentración recomendada ha sido diseñada para producir una solución de sales en el sustrato con un rango de conductividad eléctrica específica. En este rango eléctrico es muy fácil para plantas recoger los iones necesarios de N, P, y K. No hay diferencia si la planta es un plantón, un esqueje recién arraigado, un bonsái recién plantado, o un yamadori. Todos ellos recogerán sustancias nutritivas más fácilmente de si se les alimenta en este rango de concentración de iones y por tanto con esa conductividad concreta. Una disolución de la mitad de sales, tendrá una conductividad eléctrica distinta y por tanto a la planta le será más difícil asimilar los iones de los distintos nutrientes.

Por otra parte, las raíces son raíces. Probablemente las raíces más sensibles que usted alguna vez encontrará son las raíces adventicias recién formadas en un esqueje. Estas son muy carnosas y sumamente frágiles. He fertilizado mis esquejes recién arraigados (y plantones) durante años con la concentración recomendada de abonos soluble y todos ellos han prosperado. De hecho, todos ellos muestran rápidamente clorosis si no los alimento de esa forma.

No hay ninguna prueba que yo conozca de que el abono interfiera con el proceso de regeneración de raíces. La creencia de que el Abono 'quema' raíces jóvenes y sensibles no tiene ningún tipo de justificación ya que la 'quemadura’ como ya se ha explicado depende del proceso osmótico y no de la edad de la pared vascular. El abono es tan necesario para la salud y el crecimiento de las raíces como del follaje. Si las nuevas raíces no pueden encontrar el abono disuelto en el sustrato, la planta robará sustancias nutritivas a tejidos existentes para abastecer de combustible el nuevo crecimiento. Y sinceramente esto no me suena a una fórmula adecuada para la recuperación tras una enfermedad.

Cualquiera puede observar como las nuevas raíces a menudo se encuentran "encajonando" pedazos de abono sólido puro. Si hubiera un problema de 'combustión localizada', habría "una zona muerta" alrededor de tales pedazos, y no raíces nuevas y frescas. No abogo aquí por un sobre-abonado, sino por el establecimiento de un programa de abonado razonable, porque como ya se ha explicado el sobre-abonado es causa un montón de problemas.

Según mi experiencia es importante devolver a la planta a unas condiciones de cultivo correctas tan pronto como sea posible después del trasplante, la poda de raíz, o un problema fisiológico. Permitir a una planta languidecer en la oscuridad y sin alimento puede llevar a un estrés lumínico o de temperatura, pero no hace nada para promover un crecimiento nuevo y sano . Creo firmemente que es importante maximizar todos los elementos de buen cultivo y nutrición cuanto antes en estas situaciones sin inducir al estrés. Esto incluye el permitir a la planta que se seque ligeramente antes de regar, y seguir un programa de abonado regular, cuidar la temperatura del sustrato, introducir a la planta a niveles crecientes de luz en cuanto esta puede tolerarlo, y tener en cuenta que la circulación de aire sea buena.

Hay que mantener un equilibrio cuidadoso para optimizar estas condiciones sin inducir un nuevo estrés, pero la recompensa es llevar a la planta fuera de peligro devolviéndola al crecimiento sano cuanto antes.
Este mito de abonar con la mitad de concentración es habitual en libros y cultura del bonsái. Incluso mucho horticultor lo apoya. Creo que está actitud es la de aquellos que leen libros de bonsái y repiten lo leído y oído sin realmente pararse a pensar en ello, ni hacer alguna investigación inteligente. Póngame en este grupo también, ya que incluso aunque yo haya alimentado mis plantones y esquejes con la concentración máxima desde hace años hasta hace poco, recientemente empecé a abonar con la mitad de la dosis por consejo de muchos libros de bonsái. Entonces comencé a observar que los resultados eran decepcionantes. Y ahora trato mi bonsái como lo que es: una planta en una maceta.

Orgánico Vs Inorgánico

Los elementos principales necesarios para la nutrición de planta son como ya se ha dicho Nitrógeno, Fósforo, y Potasio. La fuente no le importa a la planta, las sales en última instancia serán empleadas por la planta exactamente de la misma manera. La ventaja principal por tanto del abono orgánico es que libera el nitrógeno despacio. El nitrógeno es bastante soluble y se lava rápidamente fuera del sustrato por el agua a no ser que esté "sujeto" de alguna manera tal y como ocurre en el caso de los abonos orgánicos y abonos de liberación lenta. Como de todos modos abonamos el bonsái con regularidad, no considero esto un gran problema. Abonos de liberación lenta, liberan estas sales en una manera similar al abono orgánico. Algunos tienen una capa de urea (el compuesto orgánico)que actúa para liberar las sales de forma lenta dentro de maceta. Pero por supuesto hay y habrá controversia sobre las ventajas adicionales de usar abonos orgánicos.

Personalmente, no me preocupo si alguien usa un Abono orgánico o inorgánico (químico). Mantengo que los que usan abono químico en última instancia hacen lo mismo que los que no, es decir proveen a la planta de los elementos esenciales. No trato de conseguir que nadie cambie los abonos orgánicos por los inorgánicos. Lo único que intento es disipar la creencia que los abonos orgánicos son muy superiores dentro del sistema "totalmente artificial" de cultivo del bonsái. Si hablásemos de horticultura orgánica, tendría que estar de acuerdo con la escuela orgánica de pensamiento, ya que los abonos orgánicos en ese medio también hacen maravillas por la estructura del suelo y la ecología de los microorganismos. En bonsái, esto se manipula artificialemente, y de hecho nos esforzamos para no tener materias orgánicas en el sustrato (compost), que causa apelmazamiento del suelo y drenaje pobre. Además, a menudo lavamos el suelo con fungicidas que matarán muchos de los microorganismos tanto beneficiosos como patógenos.

Y finalmente

Mantengo que complicados esquemas de abonado no son ni de lejos más beneficiosos que un correcto conocimiento de cómo crece una planta para así poder manipular su crecimiento. La poda de brotes, la sustitución del ápice o la poda de raíz son muchísimo más importantes que si una planta se abona con fertilizante de concentración 20-20-20, 18-6-12, o es alimentada con galletas de abono. Además, todavía le sería imposible tener un bonsái decente si usted no trabaja para entender varios estilos y elementos de diseño. Se necesitan años para aprender estas cuestiones sin embargo, puede enseñarse a abonar en menos de diez minutos.

Todo el anterior es necesario para entender como y por qué funcionan los abonos. Pero lo esencial es que en general, todos los bonsáis pueden ser abonados con un 20-20-20 soluble cada dos semanas desde el primer nuevo crecimiento de primavera hasta la caída de la hoja cuando las temperaturas ya no pasan de los 12º.



Este articulo ha sido extraido de http://www.evergreengardenworks.com/fertiliz.htm
Ha sido traducido con el consentimiento expreso del dueño de la obra Brent Waltson
Para consultar mas artículos dirigirse a www.evergreengardenworks.com


Última edición por Ramon 3 el Lun Feb 16, 2015 7:07 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
josilmar
Nuevo Usuario
Nuevo Usuario


Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 12/12/2014
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Lun Feb 16, 2015 6:55 pm

Muy bien explicado.
Volver arriba Ir abajo
Musashi
Usuario frecuente
Usuario frecuente
avatar

Cantidad de envíos : 101
Fecha de inscripción : 16/01/2015
Localización : Marina alta

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Lun Feb 16, 2015 7:06 pm

perfecto, gracias
Volver arriba Ir abajo
kevlar
Nuevo Usuario
Nuevo Usuario
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 13/12/2011
Localización : Madrid

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Lun Feb 16, 2015 7:30 pm

Un artículo muy interesante. Muchas gracias por compartirlo.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
NeoFito
Nuevo Usuario
Nuevo Usuario


Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 07/01/2015
Localización : Mallorca, España

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Mar Feb 17, 2015 5:20 pm

Me parece muy interesante, me gusta saber el porqué de las cosas y no hacerlas porque "se ha hecho así siempre" o uno que "sabe mucho" me dice que lo haga de tal manera.
Creo que aprendiendo el porqué ayuda a entenderlo mejor y da mas flexibilidad a la hora de elegir la actuación.
Volver arriba Ir abajo
Ramon 3
Usuario activo
Usuario activo
avatar

Cantidad de envíos : 1039
Fecha de inscripción : 14/03/2013
Localización : Almeria

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Mar Feb 17, 2015 7:13 pm

El Bonsái en Japón era cultivado por la alta sociedad, emperadores y eruditos y también por la nobleza y los Samuráis. Ahora si le quitamos ese secretismo y ese halo misterioso, el Bonsái solo es una técnica de cultivo, con un poco de conocimiento de botánica, algo de diseño y mucho de sentido común .
Me gusta este razonamiento.
Volver arriba Ir abajo
peperin
Usuario frecuente
Usuario frecuente
avatar

Cantidad de envíos : 143
Fecha de inscripción : 20/05/2013
Edad : 34
Localización : Düsseldorf Alemania

MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   Jue Feb 19, 2015 11:29 pm

yo tengo una pregunta.cada cuanto tiempo se tiene que cambiar las bolas de abono? es una duda que siempre me queda si estoy haciendo bien o no...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: MITOS-Abonado   

Volver arriba Ir abajo
 
MITOS-Abonado
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» MITOS-Abonado
» Abonado de peonias
» Mitos sobre los perros
» Sobre abonado con sulfato ferroso
» Mini artículo "Mitos sobre la nutrición de los carnívoros Domésticos"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MUNDOBONSAI :: NOVATOS Y DUDAS DIVERSAS :: NOVATOS-
Cambiar a: